Gabinete de Oratoria & Comunicación es un espacio de enseñanza e investigación dedicado a la preparación para hablar en público, a la creación de discursos y otros contenidos escritos, y a acompañar a las personas en el proceso de superar el miedo escénico.

“La palabra es la forma más común que tenemos de expresar el pensamiento, de defender ideas, de comunicar proyectos. Por ello, saber utilizarla con precisión nos ayuda a llevar a buen fin nuestros propósitos, favorece nuestra estima e imagen personal y crea armonía social”
Susana Santolaria. Directora de Gabinete de Oratoria & Comunicación

Como toda habilidad en la que se pretenda destacar, la oratoria requiere una preparación en profundidad; no en vano se define como el arte de hablar en público. En sintonía con las características de esta disciplina, el estudio de la oratoria, como el derecho, la democracia y otras formas de convivencia de las sociedades modernas no puede perder de vista las bases sobre las que se asienta: la cultura clásica.

Los avances sobre el estudio de la elocución, la retórica, el derecho, los peligros de la demagogia, el poder de la voz, el lenguaje del cuerpo, la mirada y los gestos, la credibilidad…, que realizaron los maestros clásicos, han sido los pilares en los que se sostienen mis investigaciones sobre la oratoria y la metodología que aplico en mis clases para hablar en público.

A esta sólida base he sumado mi experiencia profesional trabajando en gabinetes prensa, en diarios, revistas, televisión y radio, en el asesoramiento en comunicación para empresas e instituciones, en el entrenamiento para hablar en público de profesionales de variados sectores, así como en la dirección escénica, y la locución y doblaje para medios audiovisuales, entre otros.

Dicho bagaje me ha permitido ofrecer una perspectiva actualizada a una disciplina ancestral como es la oratoria, mediante la aplicación de una serie de técnicas y estrategias, tanto orales como escritas, que pongo en práctica a la hora de preparar a las personas para hablar en público y comunicarse con destreza.

Me gratifica ver que, a través del entrenamiento en oratoria, muchas personas adquieren un entusiasmo renovado y una mayor confianza en el desempeño de su profesión.

Considero que cualquier persona puede aprender a pronunciar un discurso público con elocuencia y veracidad. Para ello, sólo necesita prepararse adecuadamente y con dedicación, y poner esfuerzo y voluntad en ello.

Empresas que han confiado en nosotros

Volver a arriba